Características de los siervos de Dios

Antes comenzar, responde a ti mismo las siguientes preguntas:

–         ¿ A que vas al templo?, ¿Cuál es tu motivación para ir al templo?, ¿Qué metas tienes para la obra de Dios?

Sino crecemos todos los días y superamos nuestras fallas, ¿Qué sentido tiene levantarte al otro día?

Hoy en día gran parte de la sociedad, se ve afectada por un gran problema, “la pereza”, ya se ha hecho común, escuchar por la radio, la televisión y en los círculos sociales cotidianos, las quejas y las criticas constantes de todas las personas. Muchos se quejan de: el mal gobierno, la corrupción, la inseguridad, el desempleo, la inflación, la pobreza, el trabajo, la escuela, la familia, etcétera.

Todo esto se ha convertido en un círculo vicioso, que no se le ve fin.

    Definición de pereza:

Negligencia, tedio o descuido en realizar acciones, movimientos o trabajos. Se le conoce también como gandulería, flojera, haraganería, holgazanería.

    Consecuencias de la pereza: En proverbios 6:9-11,Dios dice:

6:9 Perezoso, ¿hasta cuándo has de dormir? ¿Cuándo te levantarás de tu sueño?
6:10 Un poco de sueño, un poco de dormitar, Y cruzar por un poco las manos para reposo;
6:11 Así vendrá tu necesidad como caminante, Y tu pobreza como hombre armado.

  

La pereza es una nube peligrosa que nos impide crecer y lo peor de todo nos estanca en el trabajo para el señor.

La pereza impide que oremos constantemente, que tengamos un devocional, afecta la comunión con Dios y muchas veces lleva a que las personas culpen y critique a otras, como una manera de excusarse en lo que no hacen o que se les paso hacer por flojera. Se desentienden de sus responsabilidades y se las delegan a otros porque no quieren hacer las cosas.

La pereza es opuesta por completo, a lo que Dios espera de nosotros.

Dios busca siervos con caracteríticas especiales, las cuales fueron determinantes para los siervos del antiguo y nuevo testamento.

1 Corintios 16:13: Velad, estad FIRMES en la fe; portaos varonilmente, y esforzaos.

Romanos 12:12: gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; CONSTANTES en la oración.

Proverbios 13:4: El alma del perezoso desea, y nada alcanza;
Mas el alma de los DILIGENTES será prosperada.

Lucas 8:15: Más la que cayó en buena tierra, estos son los que con corazón bueno y recto retienen la palabra oída, y dan fruto con PERSEVERANCIA.

2 Timoteo 2:1: Tú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús.

El señor desea que seamos mejores todos los días, porque nos ama y porque tenemos la comisión de anunciar el evangelio, así como encaminar a todas las personas que se pierden todos los días.

Estas características son esenciales para ser mejores siervos, tu decides si te quedas sentado, tu decides, si le hablas de Dios a una persona todos los días, tu decides, si le das un segundo a la pereza, para que destruya muchas horas de trabajo, tu decides, si trabajas para la obra de Dios, o si solo miras como los demás lo hacen, tu decides, si criticas y te quejas de lo que pasa en el mundo o si le pides ayuda a Dios para ser mejor cada día.

Dios premia con sus riquezas en gloria a los siervos que son: firmes, constantes, diligentes, esforzados y perseverantes. Si quieres ser uno de ellos, trabaja desde este momento para conseguirlo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: